¿Que es el Budismo?

Budismo es el nombre dado a las enseñanzas de un Buda. “Buda” significa “el Iluminado”; un buda es alguien que percibe la esencia o realidad de la vida en su interior, es un ser iluminado a la verdad de la vida y del universo.

A diferencia de la mayoría de las religiones mayores, el Budismo no alega una revelación divina. Comienza con un hombre que, a través de sus propios esfuerzos, descubrió la realidad última dentro de sí y enseñó que todos podían hacer lo mismo. El Buda no puede ser definido, en absoluto, como un ser trascendental o supremo.

En este sentido, el Budismo no sólo significa la enseñanza de un Buda, sino la enseñanza que posibilita a todas las personas revelar su naturaleza de Buda. El Budismo es, fundamentalmente, un sistema práctico de enseñanzas que proveen un medio para concretar el estado ideal de la Budeidad, es decir, la propia perfección.

Históricamente el Budismo nace en la India hace más de 3000 años atrás con un príncipe llamado Sidarta Gautama o Shakyamuni. Él profetizó que 2000 años después de su muerte nacería el Buda verdadero que revelaría la Ley Fundamental para toda la humanidad. Así es como en el siglo XIII nace Nichiren Daishonin quien cumple todas las profecías y revela la Ley de la Vida. Esta Ley no fue creada por él, sino que es eterna, es la realidad última dentro de la vida de todas las personas y es la forma de revelar la naturaleza de Buda inherente en cada uno.

El Budismo, como otras religiones mayores, busca liberar de los sufrimientos del estado finito del hombre, uniéndolo con la verdad última o realidad absoluta. Pero a diferencia de otras religiones que tienden a personificar esta verdad como un dios, un poder externo más elevado que uno mismo en quien uno debe confiar, el Budismo la ve como el centro de nuestra vida misma. Así, el ser humano es el punto central del Budismo, que lo ve como el depositario de todo el potencial.

Es valioso hacer notar que el Budismo nunca ha sido propagado por la espada ni usado como justificación para la guerra u otras atrocidades.

El Budismo además sostiene que, debido a que todas las personas están interrelacionadas, uno no puede gozar de la verdadera felicidad o iluminación separado de los otros. A medida que uno comienza a comprender, a través de la práctica budista, que su propia vida es sagrada, también comprende que lo es la vida de los demás. Esta comprensión nos sugiere el enseñar la Ley a otros, para que ellos también logren felicidad, alegría, sabiduría y libertad, transformando gradualmente el mundo en que viven para mejor. (Ver fe, práctica y estudio)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s